Madre dejó que violaran a su hija y la obligó a tomar solvente para abortar

Un indignante episodio de abuso sexual tuvo lugar en la comunidad minera de War, en el estado norteamericano de Virginia Occidental. Una mujer identificada como Sharon Baker, permitió que su hija de 15 años fuera abusada por un hombre de 24 en su propia casa.

Daniel Atwell, violaba a la adolescente con el consentimiento de su madre. El hecho habría sido perpetrado a comienzos de este año, según informaron fuentes policiales.

Con el correr de los meses, y luego de que la menor quedara embarazada, Baker y su tía Sherry Kirk, de 62 años, intentaron que la menor abortara dándole solvente para pintura que habrían comprado en una ferretería local.

La niña relató los hechos de abuso en el establecimiento escolar al que concurría y las autoridades del mismo, realizaron denuncias a la Policía y a los Servicios de Protección Infantil el día 24 de julio. Durante una entrevista forense realizada dos días después, la niña dijo a los investigadores que su tía Sherry “la obligó beber el solvente para pintura”.

El presunto violador y la madre de la menor fueron acusados de agresión sexual. En tanto, la “tía Sherry” enfrenta cargos por intento de homicidio o lesiones por envenenamiento. Los tres tendrán una audiencia para que un juez determine su fianza.

De acuerdo con una denuncia penal, la menor se encuentra hospitalizada y ahora está bajo el cuidado de trabajadores sociales.